Blog educativo sobre nuevas tecnologías. Visita nuestro blog.

EU
ES

Inicio / Artículos / Solitari@s en permanente contacto

Solitari@s en permanente contacto

En una sociedad tecnológica como la actual, los cambios son rápidos y constantes.

El ritmo nos empuja dentro de una corriente en la que no tenemos tiempo de reflexionar.

Debemos actualizarnos continuamente al igual que las aplicaciones de nuestros teléfonos-ordenador, que se han venido a llamar teléfonos inteligentes, denominación cuanto menos dudosa, ya que se supone que la inteligencia la hemos de poner las personas.

Ante las tecnologías en general y a los móviles en particular, existen dos posturas antagónicas. Parece que sólo se pudiera estar a favor o en contra, cuando, como en tantas cosas, hay cuestiones positivas y negativas.

Los móviles están cambiando nuestra manera de relacionarnos, tanto en el mundo adulto como en el de los y las jóvenes. Éste es un hecho innegable y que debemos tener presente.

No hay marcha atrás, pero sí hay distintas maneras de avanzar junto con la tecnología.

Como madres y padres, muchas veces nos vemos superados por la tecnología, pero, sobre todo, nos vemos superados por los continuos cambios y avances técnicos que exigen una continuada actualización por nuestra parte.

El error sería pensar que por ser “poco” hábiles en el manejo del teléfono móvil, debemos dejar a nuestros hijos e hijas navegar solas por la red.

Seguimos siendo las personas adultas, seguimos teniendo más experiencia y horas de vuelo en la vida, y por ello tenemos el deber y la oportunidad de acompañarles en el buen uso de su teléfono, hecho que se encuentra mucho más allá del manejo ágil de las aplicaciones y de la red.

Muchas veces, les falta perspectiva de la transcendencia de sus pasos en Internet, no son conscientes de los rastros que dejan en la red. Suben fotografías sin pensarlo bien, se enfadan e insultan a otras personas, aceptan peticiones de amistad de personas que no conocen,…

Para hablar con nuestros hijos e hijas sobre un buen uso de los móviles no hace falta ser un experto o una experta en su manejo, hace falta acompañar como madre y padre a nuestras hijas e hijos también en Internet.

Para finalizar, como decía Zygmunt Bauman en el programa televisivo Salvados, “somos solitarios permanentemente conectados”.

Esta idea nos puede llevar a la reflexión sobre el uso que le damos a las redes sociales, principalmente, pero no caigamos en el error de negar su uso y sus bondades, porque no toda persona conectada es solitaria.

Ahora bien, en el uso que de estos aparatos tecnológicos demos en casa debería haber una coherencia y aplicar la lógica de predicar con el ejemplo.

Enseñamos más por lo que hacemos que por lo que decimos como madres y padres. Por lo tanto, lo primero es que reflexionemos sobre nuestro propio uso del móvil y que vayamos acercando dicho uso al que nos gustaría que nuestras hijas e hijos hicieran del mismo.

Artículo escrito por Iñigo Rodriguez, Educador Social y Pedagogo

Dejar un comentario