Blog educativo sobre nuevas tecnologías. Visita nuestro blog.

EU
ES

Inicio / Artículos / La programación también es cosa de chicas

La programación también es cosa de chicas

Cada año, Technovation Challenge desafía a chicas de todo el mundo a crear una aplicación de móvil que aborde las necesidades de su comunidad.
Desde 2010, miles de chicas de países de todo el mundo se han presentado a esta competición internacional. No es necesario tener experiencia en programación y la participación es completamente gratuita.

code

Los equipos de chicas trabajan bajo el asesoramiento de una tutora y juntas elaboran una idea para la app, llevan a cabo la investigación sobre la viabilidad, crean un plan de trabajo y construyen un prototipo.
Personas expertas del mundo de la tecnología y de los negocios son quienes se encargan de juzgar las presentaciones de las chicas.

El equipo ganador consigue 10.000 dolares para completar y lanzar su app, pero para muchas de las participantes la recompensa llega mucho antes de que se anuncien las ganadoras.

Esta competición pretende animar a las chicas a adentrarse en un campo predominantemente masculino como es el de la programación.

codegirl-documental-sobre-mujeres-programadoras

El bajo porcentaje de mujeres que trabajan en el mundo de la tecnología y la disparidad entre las mujeres y los hombres que reciben fondos para sus proyectos no es nada nuevo.
Se calcula que para el 2017, el mercado de las aplicaciones se tasará en 77.000 millones de dolares y Technovation estima que más del 80% de las personas dedicadas a la programación son hombres.

Durante los últimos seis años, esta competición solo para chicas patrocinado y llevado a cabo por la organización sin ánimo de lucro Iridescent, ha premiado y empoderado a chicas de todo el planeta para despertar la conciencia sobre la educación en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. En otras palabras, trabaja para que el mundo de la tecnología sea más accesible para las chicas.

Con ocasión de la convocatoria de este año, la empresa multinacional y reina de internet Google, ha lanzado el documental CodeGirl, que profundiza en la relación entre tecnología y género al poner en primer plano a las mujeres, protagonistas absolutas de la película.

codegirl1

CodeGirl forma parte del proyecto de Google Made with Code, que analiza la brecha de género en la tecnología y anima a las mujeres a que estudien esta rama de conocimiento. Sus análisis desprenden que el 74% de las mujeres en la secundaria tienen interés en estudiar Ingeniería informática o Matemáticas, pero solo el 0,3 por ciento del total acabará estudiando ciencias relacionadas con la computación.

La película cuenta la historia de 5.000 jóvenes de más de 60 países que participaron en la última edición del Global Technovation Challenge, en la que se buscaba la mejor app creada en tres meses que solucionara un problema social en el país de origen.

En los 108 minutos de metraje, conocemos chicas de entre 10 y 18 años, trabajando conjuntamente durante 3 meses.
Vemos chicas de Brasil creando un juego educativo para móviles sobre el ahorro de agua y energía, o como en Méjico desarrollan una app para detectar la violencia machista.

En la web oficial de la película podemos ver los proyectos de algunas de estas chicas, como un test de alcoholemia creado por cinco chicas de Massachusets, que mide las capacidades de los y las usuarias para conducir y que es el primero que equipara los efectos de la falta de sueño con unidades de alcohol: 18 horas sin dormir tienen el impacto equivalente a 3 unidades de alcohol; o una aplicación que conecta personas con discapacidad que busquen empleo con empresas interesadas, programado por cuatro mujeres de la India.

winnersTambién podemos ver el proyecto ganador de este año, la aplicación creada por cuatro chicas para mejorar la eliminación de residuos en Nigeria.
Propuestas que combinan la última tecnología con los problemas a los que se enfrenta la sociedad mundial, elaborados de manera íntegra por mujeres.

El documental, realizado por Lesley Chilcott, sigue a estas chicas en los días previos al Technovation Challenge. Más allá de sus ideas, es en la interacción que se da entre las chicas y en lo que descubren sobre sí mismas donde reside el verdadero encanto de este documental. Las chicas se animan entre ellas sin escatimar en elogios y discursos motivacionales, y crean estrechos vínculos que van más allá del proyecto en el que trabajan.

Dejar un comentario